Gran Canaria es un pequeño gran continente, donde se mezclan -con una combinación especial que hace las delicias de quienes la visitan -siglos de historia y espacios naturales de gran belleza. Sólo necesitas realizar un recorrido por los muchos pueblos y ciudades de la isla para sumergirte en un mundo en miniatura. Una isla cambiante, de climas y paisajes, que muda de aspecto con sólo doblar un recodo del camino. No en vano, “Gran Canaria: continente en miniatura”, ha sido una de sus grandes eslóganes y define a la perfección esta isla del archipiélago canario en mitad del atlántico. Su magia, su luz y sus paisajes, atrapan al viajero que termina dejándose contagiar por el ritmo lento que tiene la isla.

Junto con las islas de Lanzarote y Fuerteventura forma la provincia de Las Palmas, integrada además por los islotes de La Graciosa, Alegranza, Montaña Clara, Roque del Este, Roque del Oeste e Isla de Lobos. Las islas más occidentales del archipiélago canario. Parte del todo y tan diferentes entre sí.

La población de la isla alcanza los 840.000 habitantes y la capital, Las Palmas de Gran Canaria, la ciudad más poblada de Canarias, es una ciudad moderna y abierta al mar, con una playa tranquila con una barrera natural que la protege y la calma, la Playa de las Canteras. Ciudad multicultural y siempre generosa con el visitante. Amigable y cómoda, además de cada día más bella, con una imagen renovada que apuesta por conservar y mostrar su historia.

Gran Canaria es uno de los destinos turísticos más importantes de España, con unos 4,5 millones de turistas en el 2017. Reserva de la biosfera por la UNESCO, combina unas impresionantes instalaciones turísticas con un patrimonio cultural y artístico que la sitúan en un destino que siempre sorprende y en donde los turistas repiten. Y aunque hay mucho de sol y playa, es mucho más que todo esto. Podrás reservar todos los hoteles en este destino en una sección de nuestra página web con ofertas de hoteles en Gran Canaria

Es el destino ideal para viajar con niños, en pareja y con amigos. Pero también un destino abierto a los que viajan con mascotas y sensibilizado, desde hace muchos años, con el colectivo GLTBI. De hecho, Gran Canaria es el destino gay y gay friendly por excelencia y no sólo por sus instalaciones y los múltiples centros de ocio específicos, sino por la buena sintonía con la que el público canario lo recibe y lo vive.

Gran Canaria es mar y montaña y está llena de contrates que la hacen muy diferente. Tan diferente como el norte y sur de la isla. Sus localidades del sur nada tienen que ver con las norteñas. Son dos mundos diferentes y entre ambos forman ese continente en miniatura. Por eso la isla permite diferentes destinos y paisajes en un sólo viaje. Desde los que buscan una ruta cultural o de naturaleza donde ver bosques, montañas, roques, presas y barrancos; hasta los que prefieren visitar pueblos con aromas a queso y cabras o los que buscan hoteles y playas de arena clara en la zona sur de la isla. Todo es posible en el mismo viaje.  Nada tienen que ver las playas de Maspalomas, Mogán, Meloneras o Amadores, con las playas del norte como Agaete, Roque Prieto o Guayedra.

Y, sin lugar a duda, es mucho más que papas arrugadas con mojo. Su océano atlántico surte de viejas, chernes y samas las mesas canarias. Pero también sus platos como el sancocho y la ropa vieja. El gofio escalado y el queso de Flor. La gastronomía canaria ofrece suculentos manjares que encuentras con más facilidad saliendo de los núcleos más turísticos.

La belleza de la isla basta observarla para comenzar a disfrutarla. Sus instalaciones, al servicio de la industria turística, son cada vez mejores y más completas, así como su amplia gama de hoteles de cinco estrellas, que es variada y envidiada a nivel mundial.

Los servicios hoteleros en Gran Canaria, como ocurre en el resto del archipiélago, son de lujo, como sus playas e instalaciones. Y no defrauda.  Desde el Meliá Tamarindos, al Sheraton Gran Canaria Salobre Golf Resort, Riu Palace Meloneras Resort, Radisson Blue Resort & Spa Gran Canaria Mogán, Bohemia Suites & Spa, Lopesan Baobab Resort, Lopesan Costa Meloneras. Todos diferentes y todos cinco estrellas.

El hotel Lopesan Villa del Conde Resort & Thalasso es una joya en Maspalomas que muestra con encanto y mucho mino, un pueblo canario con sus construcciones típicas y artesonados de madera, con sus estructuras y con su iglesia. Sorprenderá al viajero entrar en el gran hall, recepción del hotel, con gran altura y la grandiosidad de una iglesia canaria y blanca, limpia de ornamentos, pero con una luz interior que encoje el alma, y no por el recogimiento del templo, sino por el esmero de su decoración, por la atención de sus empleados, por las sensaciones de felicidad y disfrute que comienzan justo en el momento de realizar el cheking. El comienzo de tu viaje. Del que con certeza sabemos que, es tan sólo el primero.

0/5 (0 Reviews)